El regreso del Divino Anticristo



El Divino Anticristo ha vuelto a caminar por la calle Lastarria, después de su temporada en el infierno de la instalación siquiátrica. "Allá me pegaban", dijo a un diario santiaguino. Él sitia y acordona una de las calles más bohemias de la ciudad, donde se juntan los escritores a hablar de la pobreza literaria, mientras beben cerveza o un cappuccino y galletitas. El Divino Anticristo no pide limosna, vende libros viejos, bacinicas de loza, ropa usada. Cada vez que lo saludo me escupe un garabato desde su boca sin dientes. Y luego se ríe y yo me río. Vuelve a sus quehaceres callejeros, se acomoda las cuatro o cinco faldas que lleva puestas, arregla el pañuelo de refugiado que cubre su cabeza. "¿Me veo bien?", pregunta. "Como una reina", contesto. Y mira el cielo, satisfecho de su hediondez, de esas costras de mugre que le crecen en las manos como si fueran jazmines.

1 Comentarios:

Anónimo,  jueves, enero 04, 2007  

Esto si es realmente gotico.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP