Tiempo de vivir, por Boris Vian


Ha bajado la colina
Sus pies hacían correr las piedras
Allá arriba entre los cuatro muros
La sirena cantaba sin alegría
Respiraba el olor de los árboles
Respiraba con todo su cuerpo
La luz que le acompañaba
A su sombra bailar hacía
Con tal de que me dejen tiempo
Y saltaba por entre las hierbas
Y cogió dos hojas amarillas
De savia y de sol llenas
Se oían cañones de azul acero
Y cortas llamas de seco fuego
Con tal de que me dejen tiempo
Llegó a la orilla del agua
Sumergió su rostro
Reía de alegría bebió
Suponiendo que me dejen tiempo
Se irguió para saltar
Suponiendo que me dejen tiempo
Una abeja de cobre caliente
Le ha lanzado a la otra orilla
La sangre y el agua se mezclan
Había tenido el tiempo de ver
El tiempo de beber en ese arroyo
El tiempo de llevar en su boca
Dos hojas llenas de sol
El tiempo de burlar a los asesinos
El tiempo de alcanzar la otra orilla
El tiempo de correr hacia su amada
Había tenido el tiempo de vivir.
-----------------------------------------------------
Ya no hay tiempo de alcanzar la otra orilla. Vian lo sabe, lo sé yo que repito sus palabras frente al espejo, de memoria, por la memoria, por todos los olvidos.
La literatura es la eterna insistencia de que estamos vivos, pero yo, mortal, no le compro al tiempo sus minutos. Lo que escribo es mi silencio. Mi silencio enamorado.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP