Abismo de tus labios


Navegando por los intrincados laberintos de Internet me encontré con Abismo de tus labios, blog mantenido por Jesús Soler. Seleccioné cuatro textos, de los muchos que hay ahí. Se trata de una escritura fresca y sin ataduras retóricas, que busca la palabra más allá de los archiconocidos clichés del amor y sus variaciones. Van mis felicitaciones al joven escritor y le deseo que persevere en sus escritos.


Prometo que alisaré con mi mano
los rizos de tu pelo negro.
Prometo que mi guitarra sonará para ti
y tú estarás lo suficientemente cerca;
prometo que encenderemos juntos las velas
que alumbran tu noche y mi día.
Prometo que esta vez trataré de hacerlo todo un poquito mejor
o más despacio…
Prometo que te haré sonreír
y que intentaré arrancarte la pena.
Prometo que me acercaré a ti
con verdad, sin miedo,
para regalarte lo que llevo encima:
mi moneda de tres caras
mi espejo cóncavo y con besos
mi mano tendida
mis noches de fiesta
mi punto de vista
mi pluma y mi espada
y todo lo que logre sacar de aquí dentro.


No sé si te sirvió para algo todo lo que te dije
cuando las hojas todavía estaban en los árboles.
Me gustaría pensar que sí; que cuando llegues lejos
(porque vas a llegar)
una parte de lo que seas
haya nacido aquella tarde.
La herida en el costado se me haría más pequeña
al sentir que mi alma tuvo algo que ver
con tu camino.
No es egoísmo, ni dolor,
es enterrar el hacha que yo no agarré.


“Disfrutemos del paisaje”, decías, “no hay prisa por llegar”, y también, “espero que tengas un armario grande, no habría espacio para tantos fantasmas”. Mientras tanto, abrías dos botellines y me pasabas uno con la mano izquierda mientras con la derecha deshacías mil nudos que habíamos dejado olvidados. El sol nos calentaba y entrecerraba tus ojos, como las cortinas de un escenario en el que siempre había actuación. En momentos así echaba en falta una buena respuesta, habitualmente aparecían varias horas después y ya no merecía la pena, nada tenía demasiado sentido. Supongo que es una sensación común, me refiero a que no me arrepiento de ninguno de los caminos escogidos, pero reconozco que habría sido al menos interesante haber tomado un par de decisiones cuando las cosas empezaron a torcerse, y hoy en día ya casi nadie se ata al mástil cuando aparecen las sirenas. Así que a veces cierro los ojos y me traslado a otros lugares, otras situaciones: en un contexto diferente posiblemente compartiríamos frecuencia de resonancia, girando en la misma órbita; ahora nos tenemos que conformar con solsticios y equinoccios, fechas que apuntar y un cajón cargado de recuerdos. Y, sabes, tenías razón, no es lo bastante grande y estás un poco por ahí, debajo de la almohada o en el surco redondo de un vaso de cerveza. Ahora eres más niebla que lluvia, no sé muy bien si es mejor o peor, de todas formas aquí no abundan los días soleados.

parte del agua

A ella le apetece de vez en cuando buscar las orillas, sentirse uno de esos restos del naufragio, cuerpos extraños en tierra firme. Él se asoma buscándola desde cada puente, nunca sabe dónde la va a encontrar. Esta tarde, ella lo espera en el muelle, junto al ayuntamiento, y sonríe cuando lo ve acercándose por la calle Buenos Aires. Durante un momento eterno, que puede ser un minuto o un par de horas, recorren la ciudad de punta a punta, y aunque son parte de ella desde que tienen memoria, son como dos árboles que han dejado crecer sus ramas hasta entrelazarse: es ahora cuando están descubriendo cada calle, cada silueta de luz y sombra en los balcones, a través de un prisma compartido; miran a través de los ojos del otro. Y él no sabe cómo hacer para permanecer un rato más así, dibujándose de una forma nueva en cada paso que dan, ajenos al tráfico y a la lluvia. Sin embargo, tiene la certeza de que mañana sólo debe acercarse a cualquier otro puente, y podrá de nuevo respirar su sonrisa. Así que no siente dolor cuando ella se suelta suavemente de su abrazo, se sumerge en el agua y se aleja, confundiéndose su reflejo con los rayos del sol, que, como él, también parecen querer retenerla en la superficie.

1 Comentarios:

daniela,  martes, junio 24, 2008  

Abismo de tus labios!
A mi también me gustan sus textos!
bueno nose como llegue aca,muy bueno el blog..
te mando un beso!!

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP