Vida, pasión y muerte de una imagen




Las imágenes que ustedes pueden apreciar en todo su fulgor y muerte pertenecen a JAM Montoya, fotógrafo español. La que más llama mi atención es la de Cristo erecto, iconografía pueril que no me mueve ni un solo pelo, por la sencilla razón que el conjunto global “Cristo en la cruz”, es decir, Cristo torturado con espinas en la cabeza, clavos enterrados en la carne, lanzazos en el cuerpo y su correspondiente derrame de sangre, es suficiente como imagen obscena y/o pornográfica. Y estamos hablando de LA IMAGEN, del ícono más recurrente del cristianismo, en donde el dolor es dolor y no hay nada más.

El pene enhiesto de Cristo viene a confirmar no el sacrilegio ni la pornografía, ni el intento de escandalizar, concitar la atención o criticar, sino que es simplemente una muestra de vida, algo parecido a Cristo resucitando al tercer día y ascendiendo a los cielos. Es decir, nada nuevo bajo el viejo sol que nos sigue alumbrando.

Si Montoya nos hubiera mostrado a un Cristo con el pene fláccido hubiera sido mucho más interesante: un Cristo desnudo, inerme, no único, sino uno más de los millones de torturados/as. Un muerto más, sin esperanza ninguna de resurrección. Ahí está el horror, el memento mori y la convicción de la maldad y del poder que ejercen unos sobre otros.

La muerte violenta, la tortura, la injusticia, siguen arando los terrenos de la obscenidad. Todas las imágenes de Auschwitz son inmensamente más poderosas que la última erección de Cristo, porque nos recuerdan cuán obsceno es el ser humano. Obsceno: fuera de escena, desplazado de una posible armonía.

Una imagen pornográfica no refiere sólo al divertimento de la carne, al refocilamiento de los cuerpos en su redundancia del detalle o close-up, sino también a la mutilación del cuerpo y, más aún, del cuerpo social. Por eso, las imágenes de Cristo en la cruz (hablamos de miles) son todas imágenes pornográficas. Entonces, ¿cuál es la propuesta de Montoya?; ¿sus detractores entienden realmente qué quiere decir? A mi modo de ver, no. Ni siquiera el señor Montoya sabe lo que quiere decir.

1 Comentarios:

Pentapolina domingo, julio 22, 2007  

Muy interesante Lili,
gracias por entregarnos algo más para conocer.

Un abrazo

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP