¡Basta ya!

Nuevamente el pueblo retoma las calles recordando a los que cayeron en la época de la dictadura, días violentos y de impunidad, muchos y muchas dejaron su huella marcada a sangre y fuego, miles son los héroes anónimos que con su ejemplo hicieron posible la derrota de la dictadura de Pinochet.

Hoy en el 2007 pensábamos que esta represión era cosa del pasado. Sin embargo ahora, con un gobierno elegido por las mayorías, donde muchos trabajadores y dueñas de casas, pobladores y estudiantes creímos que vendrían días mejores, la represión policíaca vuelve como en los peores días de la represión de Pinochet. Santiago era hoy una capital militarizada, amaneció rodeada la casa de gobierno, la que ayer fue bombardeada, ahora nuevamente estaba rodeada de policías, guardias de un modelo, clasista, mas de 2000 mil carabineros, ciento de carros lanzaguas, carros con gases tóxicos recorrían las grandes alamedas, calles acordonadas protegían ahora al que fuera el edificio mas representativo de la democracia, la Moneda defendida por Salvador Allende con metralleta en mano contra las fuerzas armadas de nuestro país.

La marcha no pudo homenajear la puerta de Morandé 80 por donde salieron los hombres y mujeres leales al gobierno democrático de Allende, la puerta que dejo pasar a esos compañeros que luego parten al exilio y otros a engrosar las listas de ejecutados políticos o detenidos desaparecidos, la Presidenta socialista prohibió al pueblo pasar por esta calle y saludar a nuestro mártir en su monumento. Siendo el medio día del 9 de septiembre el gobierno acordonó las calles, en cada esquina del recorrido de la marcha había piquetes de fuerzas especiales, carros lanzaaguas y perros adiestrados, más de 5 mil personas marchamos a conmemorar y recordar en el memorial del cementerio general a nuestros hermanos caídos, lo hicimos a pesar del temor y la prepotencia policial. Como en años anteriores, no pudimos terminar nuestros homenajes por que la fuerza brutal del gobierno se lanzó al interior del las calles del cementerio, nuevamente las bombas lacrimógenas caían en los sepulturas del patio 29, niños, jóvenes y ancianos corrieron entre las tumbas ahogados por los gases y el carro que lanzaba el agua a presión a la gente. Nadie entendía esta brutal represión, junto a un micrófono el trovador de Valparaíso Claudio Martínez cantaba un homenaje a Victor Jara y Salvador Allende y los equipos de amplificación eran barridos por el agua del carro policial, los poetas, los músicos, los cientos ahí éramos atacados a mansalva. Heridos sacamos a José Osorio, de Cultura en Movimiento, que por lo micrófonos exigía respeto para este acto pacifico, nada se pudo, tuvimos que escapar entre gases y piquetes de fuerzas especiales que reprimían como en un acto hiperrealista entre las tumbas de los que ellos mismos habían asesinado.

No podemos dejar de repudiar a quienes ordenaron desde la casa de gobierno esta brutal represión.

Y aunque sigan golpeando el pueblo seguirá creando nuevas formas de defenderse contra la agresión de este modelo antipopular y neoliberal.


En la fotografía se aprecia a José Osorio, de Cultura en Movimiento y director de Letras de Chile.

Fotos y Texto por Salvador Pastore.

En: Cultura en Movimiento

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP