Pesadilla araucana de las manos, por Juan Yanes

Soñaba la misma historia, que en noches sucesivas se repetía de manera idéntica. Estábamos en una especie de celda enorme, encerrados. Cantábamos para quitarnos el miedo y entonces entraban unos soldados y nos daban culatazos con sus fusiles y nos mandaban callar. Se paraban delante de mí y me preguntaban a gritos, señalando a uno que siempre estaba callado y me decían, ‘¿cómo se llama ése?, ¡dinos su nombre!, ¿por qué no canta?, ¿por qué no toca la guitarra?’ Y yo no sabía qué decir, ni sabía por qué estaba allí. Siempre estaba allí, allí quieto, callado. Hasta que un día dijeron su nombre. Era moreno, aindiado, con la nariz prominente. Tenía el pelo negro y ensortijado y no enseñaba nunca las manos.

Entonces iban y le gritaban y le daban culatazos con los fusiles pero él no decía nada. Hasta que un día ya no pude más y les grité yo también, ‘¡No le peguen más!’, dije, ‘¿No ven que no tiene manos? ¡Está muerto y se llama Víctor, Victor Jara!’

En ese momento, me despertaba sobresaltado con una amargura infinita.


***

Nos juntaremos en la tumba de Víctor Jara en el Cementerio General.
Nunca más represión junto a la tumba de Víctor.

Sabado 15 de Septiembre 11:00 AM

Somos Cultura en Movimiento

2 Comentarios:

J.Yanes jyanes@ull.es viernes, septiembre 14, 2007  

Ah, Ojo Travieso, me emociona mucho ver este cuento aquí, colgado en tu "blogtácora" (?)y que hayas elegido como foto la carátula de unos de los discos de VÍctor, ¡con esas manos!
El sábado estaré, mentalmente, con ustedes en ese homenaje.

JUAN YANES

Lili viernes, septiembre 14, 2007  

Gracias, J. Tu texto me hizo llorar.
Un abrazo, L.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP