Desde las sombras


Por Leopoldo Pulgar Ibarra

E = mc2 (= teatro)

Que la energía es igual a la masa multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado es una ecuación de Einstein aplicable a la experiencia teatral.

Se podría decir que en "Leftraru, epopeya de un guerrero mapuche" la energía proviene de la fisión, por el bombardeo sonoro y musical sin pausa, el juego de luces y penumbras, y el torbellino de pasiones y lucha que acompañan su gesta.

Esta energía llenó la sala Agustín Siré y convirtió a los alumnos que egresaron de la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile en werkenes de un pasado que sigue resonando.

Sucede que el director Patricio Pimienta no ahogó en el mito ni en el simple recuerdo esta historia de carácter popular. En su lectura del texto de Isidora Aguirre testimonia que continúa la lucha mapuche por recuperar sus territorios ancestrales. El hoy se introduce en la obra en medio de los combates con los españoles, cuando un carabinero dispara a un estudiante por la espalda, un símbolo que surge y desaparece como ráfaga de viento.

"Lautaro" se estrenó en los 80, dirigido por Abel Carrizo-Muñoz, con el debut de Andrés Pérez y música de Los Jaivas.

Energía por fusión

En "Hogar", en cambio, la energía escénica y actoral se esparció por fusión. En la azotea de Lastarria 90, Paula Aros y Trinidad Piriz utilizan la performance y un cortometraje para hablar de sí mismas y de los personajes que interpretan.

Algo de nostalgia hay en este montaje bilingüe, fraguado en Inglaterra, sensación que volvió a asomar en Santiago pese a estar cerca de sus familias. Se quiere decir con esto que el hogar sencillo y cotidiano que tanto se busca, se encuentra dónde uno está. Metáfora de la tortuga.

No es fácil manejar el ritmo de la performance (actuación y no actuación) y no siempre las historias y reflexiones personales que inspiran este trabajo tienen solidez y atractivo como espectáculo. En este ir y venir por la memoria, todavía tributaria de lo adolescente, las actrices van construyendo un camino exploratorio hacia la madurez. En este sentido, la fusión se hace presente en lo artístico y humano.

La energía de los gestos

Distinto es el aporte de "Pantomimas clásicas del ayer", cuatro ejercicios de Enrique Noisvander (gran exponente de este género casi en extinción en Chile) que el director Gonzalo Cid presentó en dos funciones.

La presencia en el elenco de Jaime Schneider, miembro del legendario grupo Mimos de Noisvander, le da un perfil profesional a este recuerdo, cuya energía se desplaza con suave elegancia en las formas y un aire más contemporáneo en su sentido.

En: La Nación

En la foto, Francisco López y Natalia Bronfman. Leftraru, epopeya de un guerrero mapuche.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP