Bella de sangre contraria II


El hombre y la mujer rodaron por el suelo en frenética lucha. Esa tarde, uno de los dos tenía que morir. Pero nadie murió. Los sobrevive un varón, el más temido del pueblo, cuya navaja entró por el tercer espacio intercostal izquierdo de la madre y rebanó todo el costado hasta el esternón del padre.

*


Gracias, Canario, por tus historias traperas.

4 Comentarios:

J.Yanes jyanes@ull.es martes, mayo 13, 2008  

¡Olé, la grasia y el salero de la niña y el parrisidio ensestuoso del putativo! ¡Cómo me he reído! Besostes. JUAN

Abol martes, mayo 13, 2008  

Tenía que ser así, querido. O si no, nos poníamos borgeanos.
Un abrazo...

F.F. jueves, mayo 15, 2008  

Você tem um ótimo gosto para facas, navalhas, tesouras e objetos cortantes em geral. Quanto mais seco o corte, melhor. Como em literatura.

Abol jueves, mayo 15, 2008  

Tienes toda la razón, Fabio. La buena literatura debe hacerle un corte neto al lector. Es lo que yo llamo una puñalada feliz.
Un abrazo y gracias por pasar por el Ojo.
L.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP