Desolaciones y escisiones en "Los números no cuentan", de Juan Mihovilovich

 .
Por Lilian Elphick
 .
La primera vez que leí un cuento de Juan Mihovilovich fue en la Revista Andrés Bello, de El Mercurio, año 1978. Se trataba de “El ventanal de la desolación”, premiado en el concurso de la misma revista. 
La arriba firmante, con 18 años en ese entonces, había obtenido una mención honrosa por un conjunto de poemas sobre la IV Región, hecho que la llenó de orgullo y fuerza para seguir escribiendo y no cejar, a pesar de los grises de la ciudad oncena, al decir de Roberto Rivera.
Hoy, treinta años después, vuelvo a leer el texto citado, reunido en el conjunto Los números no cuentan, cuentos escogidos de los libros El ventanal de la desolación (1989), El clasificador (1992) y Restos mortales (2004).  La melancólica existencia de Darío, esa vida absurda, un poco mecanizada, sin sobresaltos, me vuelve a impactar: la elección de las palabras, el tempo narrativo, el aire beckettiano ingresando por ese ventanal  y colándose por los ojos de quien lo lee, con la seguridad de estar frente a un cuento de impecable factura.
 .

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP