Calipso II

 .
Ulises, no emitas palabra alguna. Ándate, si es lo que deseas, corre a los brazos de tu tejedora, cuéntale que estuviste en una isla deshabitada y que vagaste durante siete años hundiendo los pies en la arena, naufragando de hambre, soñando el tejido de tus propias añoranzas, deseándola con los labios partidos de sal.
No dejes, Ulises, que yo intervenga en tu historia heroica. Sé que partirás mar adentro; nadie oirá acerca de mí. Seré el agua por donde irá tu barco. Penélope me beberá, y sabrá por qué te dije: "Los ahogados siempre retornan a su playa de origen".


Foto: Normunds Laizans.

2 Comentarios:

siempreconhistorias miércoles, enero 07, 2009  

Qué barbaridad Lilian, qué maravilla. Y sí retornan los ahogados a su playa primera. ¡Tremendo!
Un abrazo
Canariza

S. Dedalus martes, enero 27, 2009  

Al final Ulises encontró a su tejedora, pero no sé yo si Penélope habría entendido la frase.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP