Escenas de la vida postmoderna


Agonizante de nostalgia y tan tremendamente solo, el fantasma decide matarse. Va a la cocina, constata filos y largos. El de acero portugués parece ser el mejor. Se mira en él y ve el trágico hecho: un hombre con siete puñaladas en la espalda, tirado en el suelo, respirando apenas, y a la bella mujer de pelo negro, cuchillo en mano, diciéndole: lo hice por amor.

Por amor, entonces, el fantasma se perdona la vida.



3 Comentarios:

Ogui sábado, mayo 15, 2010  

Excelente, Lilian! Me encantó.

Randle lunes, mayo 17, 2010  

He entrado aquí porque un mosquito se ha posado en la pantalla de mi teléfono...lo siento. Echaré un vistazo. [el mosquito ha muerto, lo he chafado]

Izaskun,  miércoles, mayo 19, 2010  

Brillante. Me encanta la decisión del fantasma. Y el relato todo, por supuesto.
Besozos.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP