Fábula eficaz



Tigre pasea por los costados de Fábola, recogida en caracol y silencio.

-Manifiesta tu razón de ser, Fábola mía- inquiere él.

Dentro de los habituales abismos, una palabra que es río navegable. Ella no dice nada, no se mueve del lugar asignado. Y así pasa el tiempo. Tigre se queda junto a ella. Y pasan años, siglos, milenios. Y Fábola no habla.

-¿De qué me sirven estos ojos? ¿Quién se atreve a pronunciar el amor antes que el cuchillo? –se pregunta la escritora frente al texto inconcluso, agonizante y tan tremendamente solo.

2 Comentarios:

Izaskun,  viernes, mayo 14, 2010  

Toma los míos, escritora amado, arráncame los ojos como en las coplas y continúa el texto vital que desangras.
Me matan las nervios, Lilian,
Todos los besos,
tu canariza.

Gemma sábado, mayo 15, 2010  

"¿Quién se atreve a pronunciar el amor antes que el cuchillo?"

Tras pasar Tigre siglos, milenios junto a ella, no hay duda de que Tigre comparte con la autora esa misma soledad agonizante de Fabola.

Un besazo

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP