Monterroseana


Eres la hembra de mis sueños -le dijo con voz trémula. A ella le saltó el corazón, pero siguió comiendo. Cuando despertó, el dinosaurio estaba allí, solo, cegado por la gran bola de fuego. Era el fin de un período y el comienzo del fútbol.

3 Comentarios:

Gemma sábado, junio 26, 2010  

¿Son dos piezas, o una sola? Intento leerla como un microcuento pero me salen dos lecturas...

Y qué buena la metáfora del balón como bola de fuego. Convencida estoy de que va a terminar por abrasarnos todos los sueños... ;-))
Besos

siempreconhistorias sábado, junio 26, 2010  

Hala, estamos críticas, qué bien. Y menos mal que siguió comiendo. Espero que no le salte tanto el corazón como para ser la bola de fuego-pelota.
Un beso, hada Lilian,

Mara jueves, julio 01, 2010  

Genial y ... demoledor pensamiento.

Un saludo.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP