Monstrua II


Pura subjetividad yo era en la sintaxis imposible del olvido; me miraban con asco, o con lástima. Nunca pude distinguir aquellos ojos donde el artificio se posaba como un cuervo, graznando la imperiosa categorización del espíritu.

Se borraban los epígrafes dada mi condición de huérfana: no tenía de dónde asirme porque toda yo era un mango, asa del destino, gancho puntiagudo; y así continuaba mi cuerpo elaborando estratagemas para no morir colgada, sujeto mi cuello a la soga que, aferrada al clamor de las panderetas, oprimía mis sueños con alevosía.

Me mataron: por mostrarme en la vía pública.

Sólo era una estatua con hilachas de sentimientos. 


3 Comentarios:

gonzalo miércoles, agosto 25, 2010  

hay piedras que nos superan en dulzura.

Abol miércoles, agosto 25, 2010  

Hay piedras que no quieren ser piedras, sino voz y agua.
Gracias, Gonzalo.

siempreconhistorias jueves, agosto 26, 2010  

Bestial, querida Lilian. No puedo hablar. De nada me sirvió tanta palabrería.
Gracias por todo,

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP