Monstrua III


Aspiro pegamento echada en la última esquina de esta ciudad amurallada.  Una "M" cosida a la espalda me identifica. No soy pordiosera, pero la gente insiste en arrojar basura a la geografía de mis cuatro faldas. Sé que el sol sale por ahí y que los perros cuidan mis cosas: el canasto vacío, la remendada capa roja. Mi abuela, antes de morir, me dijo: lleva en tu tobillo este ramito de romero. Y así lo hice. No me gruñen los malos espíritus, aunque a cada rato siento que el verdadero colmillo del lobo se entierra en mi estómago y retuerce los sueños del bosque, donde yo era una niña muy pequeña que estaba enamorada de su hambre.

4 Comentarios:

josé manuel ortiz soto sábado, octubre 23, 2010  

Extraña caperucita citadina, Lilian; se la puede ver en muchas esquinas de nuestro continente.

Un abrazo.

sergio astorga lunes, octubre 25, 2010  

La Belleza, Monstrua III se tensa por lo mas grueso y no hay sol que se resista al recuerdo y al romero.
El hambre, siempre el hambre...y el gueto y el lobo...

Un abrazo caperuzo.
Sergio Astorga

Arruillo miércoles, octubre 27, 2010  

Los clásicos dan mucho juego. Eterna fuente de inspiración, para toda una legión de seguidores.
Qué bueno es decir con pocas palabras.
Un beso

Gemma lunes, noviembre 01, 2010  

Me encantó eso de que "a cada rato siento que el verdadero colmillo del lobo se entierra en mi estómago y retuerce los sueños del bosque, donde yo era una niña muy pequeña que estaba enamorada de su hambre"...

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP