Una historia para Xipe Tótec: la cicatriz de la memoria


Por L. E.

La compañía teatral Los Hijos de la China, conformada por jóvenes artistas escénicos, nos presenta su primera obra, Una historia para Xipe Tótec, relato organizado en torno a tres figuras: abuela, madre e hija.

La imagen de Xipe Tótec, que en náhuatl significa Nuestro Señor Desollado, deidad azteca de la agricultura y que convoca el ciclo vida-muerte-resurrección, refrenda la metáfora del desuello sacrificial de esta tríada de mujeres que viven bajo el techo del desamparo y la pobreza. Julia (Natalia Bronfman) es lavandera, Inés (Daniela Espinosa) está vieja y no se puede mover, y Ana, la niña (Consuelo Zamorano), deberá armar su historia desde un presente amnésico que indefectiblemente se trizará para buscar en los fragmentos su verdadera esencia. Se establece, entonces, un viaje a la memoria, al recuerdo y al reconocimiento de una infancia llena de sueños, pero también del dolor más abrumador. En un acto de eutanasia (la muerte buena), Julia mata a Inés y va a la cárcel; la niña, a un orfanato. Luego, será adoptada por una familia de clase alta.

En el presente de la acción, el novio de Ana, Andrés (Daniel Cartagena), será el encargado de tirar el hilo de la historia, y cuando el misterio de Ana está resuelto, él asumirá el rol del silenciador que, bajo amenaza encubierta, obliga a la muchacha a olvidarse-deshacerse de su historia familiar primigenia.

En esta obra los monólogos son altamente emotivos: la vida de estos personajes se viste y se desviste, se arma y rearma como un puzzle. La cicatriz de la memoria no se cerrará del todo, aun cuando la obra haya finalizado. Queda la ropa tendida y una jaula sin pájaro, como símbolo del abandono y de la sangre indeleble. Permanecen los tiempos desnudos, sin piel; pasado y presente escindidos de su propia naturaleza ante el futuro incierto.

Y así como los personajes se velan y desvelan, los mismos actores, en un momento determinado, se desprenden de sus roles y no actúan, sino que se toman un café y conversan sobre la historia. Se presenta y se representa bajo la inteligente dirección de Daniela Jofré.

Una historia para Xipe Tótec trabaja la tensión desde principio a fin. Los temas tratados y el imaginario metafórico logran acaparar el ojo del espectador. Esta no es una obra de artilugio fácil; al contrario, promueve la reflexión y la discusión.

UNA HISTORIA PARA XIPE TÓTEC
LUGAR: ESPACIO ARTE NIMIKU  (CRESCENTE ERRÁZURIZ 346 METRO IRARRÁZAVAL)
FUNCIONES: DEL 7 AL 29 DE MAYO
HORARIO: VIERNES Y SÁBADOS 20:30HRS
DOMINGOS 20:00HRS
RESERVAS: loshijosdelachina@gmail.com o al 8-2410218
 PRECIOS:
ENTRADA GENERAL: $3000
ESTUDIANTES Y TERCERA EDAD: $1500

FICHA ARTÍSTICA
COMPAÑÍA: Los Hijos de la China
DRAMATURGIA: Natalia Bronfman
DIRECCIÓN: Daniela Jofré
DISEÑO INTEGRAL: Toro
SONIDO: Juan Esteban Vega
ELENCO: Consuelo Zamorano / Daniel Cartagena / Daniela Espinosa / Natalia Bronfman
PRODUCCIÓN: Natalia Bronfman
DURACIÓN: 1 hora.

TEASER

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP