Graznidos IV



Los cuervos afirman que un sólo cuervo podría destruir los cielos. Indudablemente, es así, pero el hecho no prueba nada contra los cielos, porque los cielos no significan otra cosa que la imposibilidad de cuervos. (Reflexiones sobre el pecado, el dolor, la esperanza y el verdadero camino)

[La destrucción, Felice, comenzó por la palabra. Te escribía cartas contándote mis sueños. Yo era un cuervo y le graznaba al cielo, intentando ir más allá, en el filo de los días. Era una súplica, un testimonio de mi condición de escriba. Cada vez que estampaba una letra en el papel, tú te alejabas, confundida. Deseabas un hombre y yo era un pájaro de alas negras, fugaz y, al fin de cuentas, tan humano.

¿Alguna vez amaste mis graznidos?

Te esperaba en mi nido de historias]


Felice Bauer y Franz Kafka



3 Comentarios:

siempreconhistorias lunes, septiembre 03, 2012  

Cuando el texto se nos abre entre corchetes sé que el graznido me tocará muy dentro. Condenadas letras alejadoras, y sin embargo tan nuestras.
No ceso de admirarte. Ni de quererte.
Un abrazo contra el cielo,
tu Canariza

sergio astorga miércoles, septiembre 05, 2012  

La onomatopeya le siguió al sonido.
Escuchas el aleteo.
No hay cielo que lo tenga tan pleno.
La espera no es inútil. Siempre se regresa a la pagina 7.

Abrazo sin nombre.

Abol miércoles, septiembre 05, 2012  

Canariza y El Acaurelista comentan. Los adoro, amiguis míis.
Un abrajolote bien primaverado,
K.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP