K en tierra de nadie

Está oscuro. Oigo el chillido de los ratones. Hay excrementos, cadáveres, llantos de hombres solos. Afuera, el humo de los hornos.

Barracón número 5, Birkenau. Mi última patria después de muerto.

Sé que Ana y Margot Frank tienen tifus y ya no necesitan mantas para cobijar su horror.

Mañana moveré piedras de aquí a allá, sin propósito alguno. Un kapo gritará su látigo en mi espalda.

Una mañana me arrestaron.

Todos fuimos a los trenes de la muerte.

Josef Mengele movía el pulgar hacia arriba o hacia abajo.

Me preguntó si tenía un hermano gemelo. Le respondí que sí, que su nombre era Gregorio. ¿Y dónde está, entonces?, rugió. Escondido, señor, en un cuaderno. Nunca lo podrá encontrar.


David J. Rodger





2 Comentarios:

sergio astorga jueves, enero 03, 2013  

No hay mejor escondite que el abecedario.
Tienes razón K.
Siempre la tienes. Eso me espanta.

Abrazo desmantelado..

Anónimo,  viernes, enero 04, 2013  

ArBeit macht frei?

Cuál trabajo?

Cualquiera?

O sólo aquel que convoca tu voluntad?

Voluntad? Prefiero vocación, el resto es otro campo de exterminio.

Un abrazo,

Aníbal

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP