El ojo de vidrio

Jonás Nepomuceno, de alias El Tuerto, nacido en las espesuras de una gran ciudad, de cuyo nombre olvido por conveniencia, era un jaguar para ver de noche. Hacía su recorrido habitual de fechorías: robaba billeteras a borrachos y collares de perlas a damas solas. La cacería comenzaba pasadas las once, a la salida de los cines y restaurantes. Con el dinero obtenido, Jonás Nepomuceno, compraba comida y otros menesteres para los de su barrio. A la señora Godoy, por ejemplo, le dio un kilo de arroz, un litro de aceite y cuatro muslos de pollo. En cambio, Don Pedro, el jubilado, recibió fruta de la estación, café de grano y los pesos necesarios para pagar el alquiler. Todos estaban contentos hasta que vino la desgracia: fue detenido por un policía que le propinó una paliza tan atroz que Jonás perdió el ojo izquierdo. El barrio, como pudo, junto un dinerillo y le compró un ojo de vidrio. Cada vez que robaba, se le caía el ojo falso. Por este motivo, prefirió sacárselo y ser El Tuerto, sin más ni más. Cuando llegaba a casa, se ponía el ojo y no se le caía. Pero, un solo paso en la calle y el adminículo rodaba con alegría inusitada, pestañeando. Una noche, el ojo habló y Jonás le encontró toda la razón. Tenía que cambiar de rubro.
Un año después, el barrio le obsequió un perro guía, de nombre Blinky.


2 Comentarios:

sergio astorga jueves, junio 06, 2013  

Ojo por ojo los cuchillos del rayo.
Por las calle se queda la huella del orín del ojo. El perro la sigue, fiel a la desgracia.

Abrazos sin pestañear.
Sergio Astorga

Abol jueves, junio 06, 2013  

Blinky ahora será el ladrón. El Tuerto- Ciego le enseñará todos sus trucos :)

Abrazos
L.

Publicar un comentario

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape CÍTAME

OJÍMETRO

http://www.wikio.es
Blogalaxia
eXTReMe Tracker
Creative Commons License Free Web Counters
Ranking de blogs

Map IP Address
Powered byIP2Location.com

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP